¡El sistema LED es un juego de niños!

Cómo transformar la iluminación de la habitación de los niños

A los niños les encanta jugar en su habitación, pero a veces tienen que hacer los deberes y dormir. Por suerte, la luz adecuada puede hacer que todo resulte más fácil. Aunque no podemos garantizarle que a su hijo empiecen a gustarle las matemáticas, su concentración sí que debería mejorar con las ideas de iluminación LED que se presentan en este vídeo.

Los niños son los reyes de su habitación. Obviamente, sus necesidades cambian a medida que van creciendo, por lo que la iluminación también debería cambiar.

Si sus hijos ya van al colegio, unas luces LED blancas y frías pueden facilitar la hora de los deberes, porque fomentan la concentración. Cuando hayan terminado, unas luces LED brillantes pueden resultar perfectas para la relajación y el caos creativo. A la hora de la lectura, unas cálidas luces LED blancas y regulables pueden crear el ambiente perfecto. Y para los pequeños que tienen miedo a la oscuridad, unas pequeñas luces para la noche con forma de animal pueden resultar perfectas para tranquilizarles. Desde brillantes búhos hasta luminosas mariquitas, todos podrán dormir sin problemas.

Y la mejor noticia para los padres es que no hay que ser un genio para cambiar las luces y que las LED son mucho más eficientes que las bombillas incandescentes.